Etiquetas

jueves, 7 de enero de 2016

Huelga masiva MIR en el Reino Unido, la más grande en 40 años

La revolución MIR se ha consolidado. Los residentes del servicio británico de salud han convocado a la huelga sanitaria más grande de los últimos 40 años para la próxima semana, donde están previstos tres paros generales, uno de 24 horas y dos posteriores de 48 horas cada uno. La medida pone en jaque al servicio sanitario, ya que los médicos en formación representan más de la mitad del personal del Servicio Nacional de Salud.

Sir Al Aynsley-Green, presidente de la Asociación Médica Británica (BMA).
La huelga afectaría todos los servicios, con la única excepción de emergencias, por lo que se prevé que muchas operaciones tendrán que ser postergadas. Ante la magnitud de la manifestación, el gobierno británico ha comenzado las negociaciones para evitar que la huelga se materialice y rompa con la racha de tranquilidad alcanzada desde 1975, cuando se celebró la última gran huelga ante el impago de los trabajadores.

Los residentes británicos se aquejan de una situación similar a la que ocurre en España, denunciada en numerosas ocasiones desde AEMIR, donde los contratos laborales que se ofrecen no cumplen con las expectativas de los médicos más jóvenes. De ahí, que el 98 por ciento de los 37.000 residentes votaran a favor de tomar medidas, incluida la posibilidad de realizar una gran huelga nacional.

No es la primera vez que se intenta, ya que antes de Navidad había prevista una primera convocatoria que fue cancelada para facilitar las conversaciones con el Gobierno, que, según la Asociación Médica Británica (BMA), no llegó a ningún acuerdo considerable, por lo que se retoma la medida de presión. En este sentido, se pide un cambio en el tipo de contrato al que están sujetos, al considerar que reduce sus ingresos y les desprotege en el caso de largas jornadas laborales, similares a las registradas en España, donde se registran guardias de hasta 32 y 48 horas.

A pesar de que el camino del acuerdo no está cerrado, el Gobierno ha insistido en las ventajas que tiene el nuevo contrato para el beneficio del paciente, por lo que se acerca a un punto de inflexión que podría traducirse en la huelga sanitaria más grande del servicio británico de salud de los últimos 40 años. Una tendencia que, además, podría servir de inspiración para otros residentes, incluidos los españoles.
de AEMIR http://ift.tt/1kOAtrG

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada