Etiquetas

sábado, 24 de enero de 2015

La segunda especialidad MIR, cada vez la opción de más médicos



La carrera universitaria de medicina es, sin lugar a dudas, una carrera de fondo que dura seis años donde, además, durante el último ciclo, los futuros médicos compaginan sus estudios de la facultad con la preparación para aprobar la oposición para Médico Interno Residente (MIR) que, una vez superada, les permite acceder al Sistema Nacional de Salud (SNS) y durante cuatro o cinco años instruirse en los centros hospitalarios de manera remunerada, a los que optan según la puntuación obtenida en la prueba MIR. Es a partir de este momento cuando los ya especialistas se incorporan plenamente al SNS y comienzan a ejercer su profesión.





El pasado mes de noviembre se hacía público un estudio de la Organización Médica Colegial (OMC), basado en una encuesta realizada a más de 9.700 médicos, los cuales forman parte de los 49 Colegios Profesionales de toda España, y donde se recogían datos importantes relativos a la situación actual de los facultativos en nuestro país, resaltándose en este estudio que el paro, la precariedad y la inestabilidad laboral, son los principales problemas de la profesión médica. Gracias a este informe se pudo conocer que la mayor parte de los encuestados, entorno al 90 por ciento, ha realizado una especialidad, que la mayoría de ellos, el 61por ciento, finalizó hace más de 11 años.




De los datos del estudio también se desprende que en los últimos cinco años se ha producido un fenómeno de re-especialización dentro de la profesión, cuya incidencia se achaca a la situación actual que atraviesa nuestro país.




Esta tendencia ha motivado que los centros de formación, como Grupo CTO, tras observar la demandada de los profesionales, hayan creado cursos específicos para preparar el MIR, dirigidos a aquellos profesionales médicos que vienen de un residentado hospitalario y que desean realizar una segunda especialidad.




Hemos preguntado a algunos de los alumnos de CTO, quienes se encuentran realizando este curso, los motivos que les han llevado a realizar una segunda especialidad. Marina Justo, nos comenta que ella se está preparando este segundo MIR por un reto personal. Realizó su residencia en Medicina de Familia y espera poder acceder a una especialidad médica hospitalaria: "ha sido un reto personal más que por salidas profesionales".




Otro alumno, Carlos Nieto Moral, quién cuando realizó su prueba MIR eligió cirugía general, comenta que uno de los motivos que le ha movido a realizar la segunda residencia es por la precariedad laboral con la que se encontraba al terminar este periodo de prácticas, pero la causa principal que le ha llevado a ello es principalmente vocacional. "Me gustaría hacer otra especialidad, cirugía pediátrica, sé que es muy difícil sacar plaza porque hay muy pocas, pero vamos a ver lo que pasa", comentó.




Por su parte, Leyre Álvarez, especialista en Medicina familiar y comunitaria, ha decidió presentarse por segunda vez porque desea "mejorar su calidad de vida, ejerciendo una especialidad que sea más compatible con su vida extra-laboral; no sólo desde el punto de vista temporal, sino también emocional y psicológico". Además esta doctora también busca una segunda especialidad que le aporte una mayor motivación en el ejercicio diario de su profesión.




Por último, Karina Hernández explica que ella hizo pediatría en México, y que posteriormente ha realizado en nuestro país un máster de Digestivo Pediátrico durante dos años. Al no estar su título homologado en España, para poder ejercer su sub-especialidad completamente (hacer procedimientos invasivos, endoscopias, colonoscopias, ph-impedanciometrias...), necesita tener pediatría vía MIR, así como para optar a ofertas de trabajo como digestivo pediátrico.




Gregorio Mañarón —que como dijo Ramón Menéndez Pidal dejó una huella imborrable no sólo en el plano de la ciencia, sino porque también destacó como médico, escritor o historiador y contribuyó a la universalidad—, no solo atendió a los personajes destacados de su tiempo, también fue considerado como un "médico de la beneficencia". Marañón decía: "si ser médico es no cansarse nunca de estudiar y tener todos los días la humildad de aprender la nueva lección de cada día..., entonces ser médico es la divina ilusión de que el dolor, sea goce; la enfermedad, salud y la muerte vida".



Quizá siguiendo esa frase célebre cabe plantearse que lo que realmente buscan los médicos que realizan su segunda especialidad, es alcanzar el sueño de llegar a ejercer en el campo que ellos desean, tras comprobar dónde desarrollarán mejor su destreza. Por ello, la opción de repetir el MIR y volver a especializarse puede suponer una oportunidad que les permita tener alternativas en su futuro laboral, elegir la especialidad que les gusta, y que no pudieron alcanzar en la primera oportunidad, y evidentemente, una solución para poder trabajar en el lugar que desean sin tener que emprender un viaje que en muchas ocasiones no sabrán cuando les permitirá retornar.



de AEMIR http://ift.tt/1yGhdRq

No hay comentarios:

Publicar un comentario